Es un hecho demostrado que materiales combustibles reducidos al tamaño de polvo ¹ pueden sufrir una combustión tan rápida que se genere una onda de presión y frente de llama capaces de destruir a su paso las diferentes instalaciones o partes de ellas.

Las consecuencias de accidentes que han tenido lugar en el pasado hablan por sí mismas de la peligrosidad de las atmósferas explosivas y de las necesidades de prevenir los riesgos que comportan.

Es obligación del empresario que una vez determinados los riesgos y evaluados en magnitud, se deberán planificar las acciones tendentes a su reducción o eliminación.

En definitiva, los equipos deberán cumplir una serie de requisitos y como consecuencia estar en disposición de tener una certificación y marcado de acuerdo con el RD 400/1996

En el caso de atex por presencia de polvo las medidas preventivas deben centrarse  en distintos ámbitos; para ello es necesario identificar y clasificar las fuentes de escape y poder establecer una clasificación de zonas.

Se debe de tener en consideración el hecho de que el polvo fino puede elevarse desde una fuente de escape debido a movimientos del aire, por lo tanto debemos de considerar las capas de polvo como fuentes de escape.

La presencia de una capa de polvo conlleva dos riesgos:

  • incendio: por exposición a temperatura proveniente de los equipos con que puedan estar en contacto
  • explosión: una capa de polvo puede generar nubes de polvo en concentración suficiente para poder deflagrar

Vemos por tanto que es contraproducente la ventilación ya que puede convertir una capa depositada de polvo en nube con lo que aumenta el riesgo de explosión. Por ello las corrientes de aire y turbulencias deben controlarse.

Son dos las soluciones propuestas y que en ciertos casos pueden llegar a la desclasificación de zonas:

  1. Extracción localizada para evitar la nube de polvo
  1. Probabilidad de que una capa pueda controlarse mediante una limpieza efectiva

Se consideran tres niveles de limpieza:

  • Bueno. Quedan capas de polvo de un espesor sin importancia o bien son inexistentes cualquiera que sea la categoría del escape
  • Regular. Las capas de polvo no son insignificantes pero tienen una vida corta (menor que la duración de un turno de trabajo)
  • Malo. Las capas de polvo no son insignificantes y persisten durante mas tiempo que un turno de trabajo.
¹   partículas de tamaño superior a 100 µm se denominan arenas y si es inferior a 1 µm se  consideran humo.